La semana del 23 al 29 de mayo, AADK Spain mostrarán el trabajo realizado por los artistas en residencia, en el Festival Mucho Más Mayo, en Cartagena. Dos instalaciones en el espacio público, una video-instalación y una performance formarán parte del circuito y la programación del festival. AADK Spain promueve en los artistas la experimentación, haciendo especial énfasis en el proceso y el trabajo con el contexto.

Phoenix dactylifera. Carlos Cartama (Madrid)
Calle Balcones Azules con Calle Honda, Cartagena

La milagrosa arquitectura natural de las palmeras datileras desaparece lentamente del horizonte mediterráneo.

Este sujeto, como ningún otro, no puede escapar al destino que impone una sociedad donde lo no productivo tiene sus días contados.
Este ser que ha habitado el valle a lo largo de todo el siglo XX y comienzos del XXI, Cartama lo presenta justo antes de ser convertido en materia prima, y nos sitúa en un lugar donde no sabemos si estamos frente a un sujeto o a un objeto.

En una ciudad repleta de yacimientos arqueológicos y minada por edificios protegidos patrimonialmente, la presencia de este cuerpo yacente nos pregunta acerca de nuestra relación violenta con el medio natural  y cuestiona los criterios convencionales de conservación del patrimonio.

Blanca #01- Realidad virtual. Sergio Sotomayor (Murcia)
Sala de Temporales del Museo del Teatro Romano.

Sergio Sotomayor explora la inmensidad del mundo virtual. Este medio es una metáfora sobre la infinitud del universo y el enorme espectro de posibilidades que la vida ofrece. Si Sotomayor hubiese nacido en otra época sería escultor, pero siendo hijo del siglo XXI siente que sus herramientas no pueden ser otras que las digitales. Encuentra además en este medio la posibilidad de crear piezas que continúan cambiando, al navegar en el 3D, la obra continúa viva, generando performatividades en quienes se aproximan a ella.

Este trabajo específico es una experiencia inmersiva cuyo referente es la particular arquitectura de Blanca, lo que llamó la atención de Sergio fue el ensamblaje de materiales -huellas caóticas de acontecimientos, pruebas del tiempo y de la mano humana.
El mundo que crea aquí está compuesto por pequeñas islas urbanizadas, flotando en una materia negra. Las burbujas negras aluden a los átomos, siempre presentes en su trabajo para recordarnos que las cosas son siempre mucho más de lo que vemos.

La predominancia del blanco hace referencia a la luz y la potencia de posibilidades. La falta de presencia humana, las formas orgánicas e inacabadas de los edificios, las puertas y ventanas cerradas, crean una atmósfera inquietante que nos introduce en mundo onírico suspendido en el tiempo, donde uno no sabe si navega después de que todo haya sucedido o si todo está por suceder.

Fronteras. Pablo Linsambarth (Santiago de chile)
Pintura – Instalación (Obra procesual)
Plaza de San Francisco 22.

Pablo Linsambarth reflexiona sobre la identidad y los movimientos migratorios. Realiza un tríptico en el que utiliza muchas referencias de la historia del arte para representar la migración, la trashumancia y el éxodo.

Presenta la migración como una decisión impulsada por la búsqueda de una vida mejor, en la que a menudo las expectativas quedan truncadas y donde las posibilidades de cumplir los deseos están fuertemente ligadas al origen de las personas, expresándose en diferencias de clase o raza.

El éxodo como abandono forzoso del lugar de origen, en el que utiliza la expulsión de Adán y Eva del paraíso como imagen de lo ancestral de este acontecimiento que la historia repite una y otra vez.

En la pieza de mayor formato, lo que se presenta es la trashumancia como antigua práctica en el que el movimiento era más libre y estaba estrechamente ligado a la tierra. Esta pieza está coronada por tres estereotipos de las culturas que han configurado a la población de Blanca y de muchos otros lugares, en los que un árabe, un hispano y un mestizo soplan los vientos que han ido dando forma a nuestras sociedades actuales.

Las puertas representan las fronteras que se abren con mayor o menor facilidad para unos que para otros.

The penetrated male. Conor Baird (Glasgow)
Performance

Sala Muralla Bizantina. Sábado 28 a las 18.30h

Conor explora a través del cuerpo las emociones que el imaginario hegemónico puede producir en personas, que como él, no asumen una identidad fija y asignada que depende de algo tan aleatorio como el sexo con el que se nace. . La masculinidad es un corsé a menudo difícil de vestir. El“hombre” ha somatizado a base de patriarcado una actitud y una imagen de cuerpo impenetrable. Pero el cuerpo, independientemente de su sexo, es una estructura llena de orificios y estos orificios son puertas de acceso a la vida. A través de ellos entra el conocimiento, lo imprescindible para la subsistencia y muchos placeres.

Desde los orificios auditivos a los poros, cada hueco permite una inmensidad de experiencias que la idea de masculinidad impuesta ha sesgado. Conor se centra en el cuerpo – su vulnerabilidad, pulsiones y dependencias.

Shouldn´t cross II. Abraham Hurtado (Murcia)
Antiguo Pabellón de autopsias
Viernes 27 y sábado 28 de 20.00h a 22.00h.

Intervienen Miriam Barriga, Alberto Bódalo, Úrsula Bravo, Josman, Rubén Molina. Agradecimientos a Juan Diego Mena.

El trabajo Shouldn´t cross -consiste en rodar en espacios abandonados o en desuso con una fuerte carga de memoria emocional e histórica, trabajar con la poética de la ausencia que estos espacios emanan.

La primera de esta serie se creó durante su residencia en Press Nams de Riga, el edificio que alojaba la casa de la prensa en tiempos de la Unión Soviética.

Compone imaginando posibles situaciones del pasado del espacio y se adentra en un universo ficcional a partir del estado actual del edificio.

Para esta segunda pieza el artista genera una videoinstalación para el antiguo Pabellón de Autopsias de Cartagena.

La instalación está compuesta por varios lienzos en los que combina la presencia física y el registro fílmico de esas presencias

A Abraham le interesa este espacio para hablar sobre una generación con dificultades de encontrar una salida a sus vidas: una estabilidad económica y una carrera profesional que les haga sentir seres libres y emancipados.

Los jóvenes que aparecen pertenecen a una generación que tienen en este momento entre 20 y 30 años,  y que entiende el “futuro” como un concepto del pasado.

@